El Taoísmo

El taoísmo es una tradición religiosa y filosófica  milenaria del lejano oriente. El término “tao” significa camino o vía, es por eso que es utilizado como el principio de varias religiones y filosofías chinas.

El taoísmo tiene su base en un sistema filosófico basado en antiguas escrituras llamadas Laozi (Lao-Tsé), atribuidas al gran maestro del mismo nombre, quien según cuenta la leyenda china, Laozi  habría vivido en el siglo VI a. C., y habría sido el autor del  Dàodéjing, (texto clásico chino muy importante en el taoísmo, también conocido como Tao Te King). Aunque su autoría se discutida y se crea que fue escrita posteriormente, ya sin la intervención de Laozi. El Dàodéjing guarda la esencia de la filosofía del taoísmo, que a su vez tiene como principios la “vía del camino” o “vía del poder”, conceptos filosófico vertidos en estas escrituras.

“El taoísmo como religión se fundó entre los siglos  II d.C. y III d.C.”

El taoísmo tiene como objetivo fundamental alcanzar la inmortalidad, pero no en el sentido literal, ya que esto sería materialmente imposible. Es por eso que esta llamada “inmortalidad” se interpreta de muchas maneras, una de ellas es tener una longevidad en plenitud, era interpretada una especie de inmortalidad. También vivir en armonía con la naturaleza se consideraba una clase de inmortalidad.

Pero los más antiguos pensadores de la filosofía taoísta, veían la inmortalidad como un hecho de autosuperación, esto implicaba en una superación natural y espiritual del individuo, una especie de mutación a otro nivel.

También existen corrientes del taoísmo que posteriormente sufrieron considerable influencia del confusionismo  y budismo, como religión. En esta vertiente  se contempla la adoración a personajes del pasado, junto a otras deidades taoístas. Costumbres budistas y del confusionismo, las cuales no eran válidas en el taoísmo antiguo o tradicional.

Te puede interesar

Escribe un comentario