El Tío Saín

El Tío Saín es el protagonista de una leyenda que se extiende por pedanía de Marchena (Lorca, Murcia – España). Se dice que era un hombre muy terrible con fama de asustador de niños, a los que amedrentaba para enviarlos a dormir.

Cuenta la leyenda que el  Tío Saín fue un personaje que existió alguna vez en la vida real. Se lo describe como un hombre mayor, que usaba un sombrero gacho, ropa oscura grasienta y vieja, era un hombre delgado de mirada torva t facciones muy marcadas por las arrugas. Se dice que vivía en una vieja choza en el centro de la  Sierra de la Almenara, al Sur de Cotes.

Los que aseguran haberlo visto alguna vez, aseguran que era un hombre triste, huraño,  distraído y solitario. Nunca se le conoció amigo ni conocido alguno, le gustaba andar por lugares solitarios, alejados y poco transitados.

A los niños se les empezó a contar historias del Tío Saín, diciendo que se llevaba a los niños para quitarle la sangre y luego arrojarlos al aljibe (depósito en donde se juntaba agua). Estas historias eran contadas a los niños cuando no querían ir a dormir o no querían comer, como manera de amedrentamiento.

Todos los niños empezaron a creer estas fantásticas y terroríficas historias, se sugestionaban y en las noches oscuras de lluvia aseguraban haber visto la sombra del Tío Saín. Se dice que estas historias tenían algo de cierto,  ya que en los años de la guerra sucedió un extraño hecho en Alporchones. Desde ese entonces el  Tío Saín vive en la imaginación de muchos niños y algunos que ya no los son, que recuerdan estas historias de la niñez y las vuelven a repetir a las nuevas generaciones, hecho que le sigue dando vigencia al Tío Saín.

Te puede interesar

Escribe un comentario