El tren fantasma nazi

Tren fantasma nazi 1 (570x375)

En Bruselas se encontraba una de las principales prisiones del régimen nacionalsocialista alemán, Saint Giles. Se dice que llego a albergar a más de 1000 prisioneros de guerra, pero un día de 1944 sucedió uno de los misterios más sobrecogedores e inspiradores de la región.

El comandante de las fuerzas especiales Richard Jungclaus ordenó que los prisioneros fueran enviados a Alemania, fueron cargados en 20 vagones y el 1 de septiembre partió hacia los campos de detención del Tercer Reich. Pero el tren fantasma nunca llegó, y durante años fue un misterio lo que sucedió con sus pasajeros.

El grupo especial de resistencia Línea Comet urdió un plan que salvaría cientos de vidas. A través de diferentes técnicas de sabotaje, desde la explosión de las vías hasta un conductor que saltó del tren y otros mecánicos que advirtieron sobre la necesidad de refrescar las máquinas para evitar un sobrecalentamiento, el tren fantasma no pudo avanzar demasiado.

Tren fantasma nazi 2 (570x375)

Cuando el tren fue desviado, las potencias neutrales exigieron que el tren fuera devuelto a Bruselas, ya que era sabido que si los prisioneros llegaban a Alemania serían asesinados. Sin embargo, el tren ya no poseía prisioneros cuando llegó a Bruselas, sino hombres libres. Los británicos habían liberado la capital belga y el tren de los prisioneros fantasmas se convertía en un símbolo de la esperanza

Más información – Ailen Mulelo

Fuente – History

Te puede interesar

Escribe un comentario