Entre dioses y extraterrestres

Extraterretres o dioses

El autor suizo Erich von Daniken considerado como el padre de la teoría de “los antiguos astronautas” en su libro, “Chariots of the Gods“, introdujo y popularizó la teoría de que los alienígenas interactuaron con los seres humanos primitivos, educándolos y en cierta medida creando las culturas y civilizaciones.

El ministro presbiteriano estadounidense reverendo Barry Downing también investigó la relación entre los ovnis y la convicción religiosa, en su libro, “La Biblia y los Platillos Voladores“, con una hipótesis revolucionaria sobre la perspectiva bíblica del fenómeno Ovni.

La teoría de Von Daniken sugiere que nuestros antepasados ​​primitivos confundieron a los visitantes extranjeros con dioses, generando sistemas de creencias sobrenaturales producidas en torno a esos encuentros, así como el reverendo Downing, por el contrario, dice que algunos de los denominados extranjeros son de hecho los ángeles de Dios o mensajeros divinos enviados a la Tierra, incluyendo tal vez el mismo Jesucristo.

Entre estos dos puntos de vista se ha presentado un ámbito variado de periodismo que van desde los Anunnaki, un grupo de deidades sumerias y babilónicas que supuestamente crearon a la humanidad, llegando al incidente ovni de Roswell 1947, Nuevo México.

La teoría del antiguo astronauta en general supone que los visitantes extranjeros eran mortales avanzados que han evolucionado por selección natural darwinista y no tienen por qué ser el creador. En la Biblia de la ufología, por el contrario se afirma que algunos visitantes celestes son seres eternos creados por Dios, que podría estar en guerra con entidades alienígenas agresivas.

Por definición estricta un dios no es más que un ser inmortal y a lo largo de la línea de tiempo de la antropología ha habido dioses animales, humanoides, espíritus y dioses totémicos, que en casi todos los casos son considerados como eternos, lo cual los incluye en la categoría de dioses. Continuará.

Foto: flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario