¿Eres de los que evitas o de los que ayudas a las personas negativas? (I)

Personas negativas

No hace muchos años aprendí que la solución a muchos de los problemas en los que vivimos hundidos durante años se pueden solucionar partiendo de una mera cuestión de energías. Esto no se trata de que en medio de un problema bestial de dinero piensen “que llueva dinero” y los billetes vayan a empezar a caer del cielo por arte de magia. Esto parte de evitar todo tipo de pensamientos negativos para así poder salir de la espiral del “no puedo” para empezar el camino del “esto me puede servir de solución”. Esto es algo que siempre les funciona a la gente positiva: “dejemos de lamentarnos y empecemos buscando pequeñas soluciones a los problemas grandes”.

¿Pero qué pasa con las personas negativas? Muchos sabemos que existe gente tan, tan negativa que consigue acabar con la paciencia del más positivo. Esto lo sé porque yo mismo soy de los negativos, aunque en proceso de cambio. Leyendo en Internet me he encontrado consejos tan dispares que parten desde la ayuda incondicional a la persona negativa, recurriendo al amor y al saber escuchar como arma infalible para conseguir tratar con el negativo, hasta la mera huida, sobre todo tratando con los que llaman “negativos crónicos”, cuando ya se siente que lo único que pueden conseguir es acabar con tu positivismo antes de que tú puedas lograr aportar el más mínimo pensamiento positivo en esa cabeza tan cerrada.

Te puede interesar

Escribe un comentario