¿Eres de los que evitas o de los que ayudas a las personas negativas? (II)

Negative people

Hoy seguimos con el tema que abrimos ayer sobre las energías: personas positivas y personas negativas, ayudar o dar por imposible. Ayer terminábamos hablando sobre cómo mucha gente, hartos de dar contra una pared al intentar ayudar a la persona negativa crónica, acaban optando por retirarse. Es bien sabido que muchas de estas personas negativas son capaces de “absorber” la energía de las personas que hay a su alrededor, consiguiendo derrumbar al más positivo.

Aquí el problema se presentaría cuando esa persona negativa forma parte de tu familia, es tu pareja o forma parte de tu círculo de amigos. Medir hasta qué punto crees que eres capaz de trabajar con esas energías negativas cuando se trata de gente cercana acaba siendo una batalla campal interior bastante difícil de llevar. Mucha gente habla sobre que, en todas las personas negativas, todo parte de una gran falta de afecto y demasiada soledad. ¿Entonces se puede ayudar a una persona negativa sólo con escucharle? En principio sí. Aquí juega una gran baza el afecto que sientas por esa persona. No se trata de jugar a psiquiatras, sino de saber escuchar a esa persona a la que quieres, sirviéndole de medio de desahogo.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   elena dijo

    yo ayudo en todo lo posible a las personas aun sin conocerlas intento comprenderles animarles y escucharles .me gusta ayudar a k la gente sea feliz

Escribe un comentario