Espadomancia: un mensaje en las cenizas

Cenizas

Y continuamos con nuestro agosto de mancias. Después de haber estado buscando respuestas en el universo con la astromancia, hoy volvemos a poner los pies en el suelo y a hacer preguntas al fuego, esta vez para que sean las cenizas las que nos ofrezcan las respuestas: hoy hablamos de la espadomancia.

La espadomancia era la técnica predictiva basada en la interpretación de los rastros que quedaban en la ceniza después de haber ardido un objeto determinado. La espadomancia contaba con diferentes métodos, algunos llegando a necesitar de sacrificios; otros en cambio bastaban con un objeto específico.

Estas son las tres formas más practicadas de espadomancia. Para la primera bastaba con quemar algunas pertenencias de la persona de que se quería conocer el futuro. Una vez habían ardido los objetos se procedía a la interpretación de las huellas de la ceniza. La segunda era la más oscura, ya que lo que ardía en esta ocasión eran animales entregados en sacrificio; también se terminaba por interpretar las marcas que quedaban en las cenizas tras haber ardido todo. Sobre la tercera forma de espadomancia se dice que aún hay lugares en Alemania donde se practica; este tercer método consiste en escribir una pregunta en la ceniza por la noche, no siendo interpretadas las mismas hasta la mañana siguiente, en busca de señales.

Te puede interesar

Escribe un comentario