Feng Shui, Del viento y del Agua

88

El Feng Shui representa para el pueblo chino una antigua ciencia de vida, cuyo objetivo es armonizar el entorno o hábitat para disfrutar de una vida mejor, a través de salud, prosperidad y el éxito.

Para lograr dicha armonización este antiguo arte cuya traducción literal es “Viento – Agua”, se vale de recursos o curas basados en las energías o distintos tipos de “Chi”, que directamente influyen en el ajuste del medio ambiente y en consecuencia sobre nuestra realidad.

Desde la óptica antigua de oriente el viento hace referencia al Espíritu de Dios y el agua al principio de la creación, conocer sus poderes para adaptarlos al equilibrio de la vida es la esencia, de una buena y prolífica existencia.

Feng o viento, desde los fisco hace referencia al aire, gas, nubes, tormentas, la energía de las plantas y la radiación solar, pero también se puede interpretar como el conjunto complementario de las estructuras que pueden dar dirección al flujo del viento, tales como las naturales o sea montañas y rocas, así como las artificiales creadas por el hombre, edificios u otras formas.

Shui o agua físicamente hace referencia a lagos, ríos, arroyos, cascadas, pantanos, la lluvia, la nieve y el hielo, pero también las plantas y otros organismos vivos que nutren o dependen del agua.

A nivel espiritual simbólicamente el cielo y la respiración se puede interpretar como una forma de viento, relacionándose con el movimiento del espíritu, que puede alterar en ciertas condiciones, por ello dirigirlo a través de los recurso del Feng Shui aquietará las energías que puedan desequilibrarlo.

Los taoístas chinos llaman a la lluvia "suerte del cielo” y el agua es un líquido que da la vida al descender del cielo en un ciclo eterno, ya que sin agua el crecimiento de los seres vivos y las plantas no es posible, tras este tipo de razonamientos los antiguos chinos comprendieron que estas dos energías naturales rigen la vida y de su comprensión nació el arte milenario del “Feng Shui o el arte del buen vivir”.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario