Feng Shui y el arte de la armonía de agua y viento

 

feng-shui

El agua y el viento influyen en el comportamiento humano de diferentes formas. El viento es la fuerza responsable de los cambios y el dinamismo, mientras que el agua se encarga de las fuerzas estáticas. El Feng Shui es el arte oriental que involucra estas dos fuerzas, su disposición y el suo de diferentes herramientas de decoración para lograr canalizar correctamente la energía de un lugar a otro.

El agua controla la estabilidad y el poder mental de los individuos. A través del Feng Shui se busca controlar las acciones del ser humano, sus intereses y sus actos en el mundo, de forma que se pueda buscar una mejora notable en la naturaleza humana en general.

El flujo armonioso del Feng Shui

En el Feng Shui la energía (también llamada ki) debe pasar a través de diferentes objetos con el fin de canalizarla mejor. Si no la distribuimos de forma adecuada entonces la energía se estanca y termina creando malas influencias en nuestro ritmo de vida.

Si nuestro entorno no está bien distribuido puede que sintamos dolores de cabeza, cambios de humor o incluso ataques de violencia. La armonía es lo más importante a la hora de trazar nuestro camino, y lo que hace el Feng Shui es enseñarnos a canalizar el ki para que el viento y el agua nos ayuden a mejorar nuestra calidad de vida.

Te puede interesar

Escribe un comentario