Gara y Jonay, leyendas de Gomera

Gara y Jonay 1 (570x375)

Cuenta la leyenda, que en La Gomera existían siete chorros de donde provenía el agua mágica. Su origen era desconocido, pero regalaban virtudes y hombres y mujeres se acercaban a beber y bañarse en estos chorros, intentando saber más sobre el futuro y sus designios.

Si el agua era clara, el amor estaba cerca, pero si se oscurecía, no había nada que esperar. Un día, cerca de las fechas de las fiestas de Beñesmén, un grupo de casaderas gomeras se acercaron a los famosos Chorros de Epina para juntar agua de cada uno de los estanques.

Gara, la princesa de Agullo, era una de las mujeres, y tras recoger el agua, vio su reflejo. Al principio el agua estaba clara y transparente, pero luego aparecieron unas sombras, el agua empezó a moverse violentamente, y finalmente un sol abrazador borro cualquier movimiento.

Gerian, el sabio del pueblo, interpretó la visión, y le advirtió a Gara que escapará del fuego, de lo contrario sería consumida. Sin embargo, la leyenda cuenta que la princesa se enamoro de Jonay, un joven proveniente de El Teide, un volcán también llamado Infierno.

Gara y Jonay 2 (570x375)

El amor imposible de estos dos jóvenes terminaría en tragedia, cuando el padre de Gara, intentando evitar su unión, los mandará a perseguir. Los enamorados atravesaron sus corazones con una afilada vara de cedro y murieron, permaneciendo juntos para siempre, a pesar de los presagios oscuros sobre su relación.

Más información – Leyendas de España, el escudo nacional
Fuente – Gomeralive

Te puede interesar

Escribe un comentario