Gemas magicas: Rubi y zafiro

99

El Rubí es de óxido de aluminio conocido como corindón, su hermoso color rojo se debe a pequeñas cantidades de cromo en la gema, encontrándose los yacimientos más importantes del mundo en; Myanmar, Tailandia y Sri Lanka, pero más allá de ser un gema preciosa en cuanto a su valor económico, lo es más aun para la vida.

El rubí según los antiguos posee concentrada la energía del sol, que los escritos antiguos hindúes destacan como una poderosa fuerza capaz de dar y proteger la vida, por lo cual fueron dados como ofrenda a Buda en China y Krishna en la India, así como una antigua creencia acerca de rubíes era que soñar con ellos significaba la llegada del éxito en asuntos de dinero y del amor.

El color rojo de los rubíes se asocian con la pasión y la energía dinámica, por ello siempre han sido objeto de ofrendas a las amadas, así como una ostentación de poder para los hombres, sin embargo para la antigua ciencia de la gemoterapia, esta piedra posee una relación directa con el Chakra base, y su energía estimula la recuperación en cualquier enfermedad.

Zafiros

Los Zafiro también se componen de óxido de aluminio y por lo tanto se consideran la piedra hermana del rubí, pero presentan todos los colores menos el rojo, siendo los zafiros azules los que han gozado de popularidad a través de los tiempos, habiéndose hecho muy conocidos en la actualidad después de la película Titanic, cuya trama trataba sobre un collar confeccionado con esta piedra preciosa.

Para los budistas el zafiro posee y emite una energía que favorece la devoción y la iluminación espiritual, principalmente los de color violeta, así como los antiguos griegos vinculaban al zafiro con el dios Apolo, utilizándolo además para realizar la consultas en el oráculo de Delfos, para establecer conexión a través de la piedra preciosa con los planos superiores.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario