‘My Ghost Story’: el niño del molino (IV)

Ghost

Todo el grupo estaba petrificado viendo la reacción que estaba teniendo Tom. Luchar contra algo que no ves no debe ser cosa fácil. Tom no dejaba de sudar mientras intentaba levantar la cabeza y soltarse del brazo. Cuando lo consiguió, salió huyendo del cuarto de calderas.

Una vez todos un poco más tranquilos, Jessica quiso acercarse a Tom para comprobar que se encontraba bien. Tom no dejaba de quejarse del fuerte dolor en su brazo. Pero aún faltaba ver cómo tenía el cuello. Allí aparecieron las marcas claras de los dedos invisibles que le habían estado apretando alrededor del cuello, marcas muy rojas que mostraban la evidencia de lo fuerte que le había estado apretando. Tom, hombre de teorías, volvía a lanzar otra acerca de lo que acababa de ocurrir. El ente con el que habían contactado no era el de Mary, sino el de su asesino, castigado a penar eternamente en el molino por sus acciones. Entonces fue el mismo asesino el que mostró a Tom en hechos lo que le había hecho a Mary.

Hoy por hoy, Tom y Jessica tienen a ese molino como uno de los lugares más activos y aterradores de todos los que han investigado. Y aunque una vez fue el propio Tom quien aseguraba que no volvería a pasar por allí, ya se conocen nuevas investigaciones suyas en ese molino.

Más información – My Ghost Story: el niño del molino (III)
Fuente – My Ghost Story
Foto – Lifetime

Te puede interesar

Escribe un comentario