‘My Ghost Story’: la adrenalina del terror (III)

My Ghost Story

Craig y su compañero, después de haberle contado a Nicky el rugido que acaban de escuchar, quisieron intentar localizar el lugar del que podía haber venido, pero no les dio tiempo. La puerta de una de las celdas se cerraba de un portazo enorme de repente, consiguiendo aterrorizar a todo el grupo. Durante un momento quisieron localizar cuál había sido la puerta que casi les mata del susto, pero entre la cantidad de puertas de la cárcel, la oscuridad y el frenesí del momento, optaron por continuar con su investigación.

Nicky y el cuarto compañero habían optado por quedarse en uno de los pasillos de acceso a uno de los corredores de celdas. Allí se sentaron en el suelo, conectaron también la cámara de vídeo y la grabadora digital y comenzaron a lanzar preguntas al aire.

A oscuras, sentados en el suelo con todo un bloque de celdas por delante, Nicky lanzó una pregunta: “-Hola, ¿hay alguien aquí con nosotros?” La respuesta que obtuvieron no fueron amenazas, ni siquiera fueron palabras… la respuesta que Nicky y su compañero obtuvieron fue el sonido más aterrador que se pudiera haber escuchado. Ni siquiera podía ser catalogado como rugido. Fue algo así como un “MOOOUM”, muy grave, largo y aterradoramente cercano.

Más información – ‘My Ghost Story’: la adrenalina del terror (II)
Fuente – My Ghost Story
Foto – Lifetime

Te puede interesar

Escribe un comentario