Hadas de agua, parte II

Estas bellísimas hadas pueden encontrarse en cualquier lugar donde corra el agua libremente y en estado puro: ríos, manantiales, estanques, cascadas o mares.

Existen diferentes especies de hadas de agua, ya hemos hablado de las Ondinas, las Nereidas y las Nayades, a continuación veremos las características de las Xanas y la Dama del Lago:      

Las Xanas: Son pequeñas hadas que residen en fuentes y solo salen a la superficie por la noche y solamente  si están seguras que no van a ser vistas por los humanos. Suelen ser representadas vistiendo tules o velos o simplemente desnudas. No miden más de 40 cm de altura, son delgadas y de largas cabelleras brillantes. También muy hermosas. Cuenta una leyenda que guardan grandes tesoros en cuevas de las que solo ellas saben conocen la ubicadas, se dice que son las guardianas de la fuente de la juventud eterna. Poseen una voz muy dulce que suele producir un enamoramiento en los hombres, lo que las hace parecidas a las sirenas. Se ocultan con los primeros rayos del sol.

Las Damas del Lago: También viven en los lagos pero la característica que las diferencia del resto es que su lago es imaginario. Deciden instalase en un claro del bosque y construyen su hogar mágico, pero para no ser vistas por los hombres crea una ilusión óptica sobre la hierba, simulando ser un lago tranquilo y de aguas puras. Estas damas han sido llamadas de diferentes maneras según la cultura que las explica: Nimue, Nemue, Vivienne y Co-Vianna, cuyo origen se sabe proviene de Coventina la diosa del agua de los antiguos celtas.

Características comunes entre las hadas de agua:

  • Color: azul.
  • Tipo de energía: receptiva.
  • Metales: mercurio, plata y cobre.
  • Estación del año preferida: otoño.
  • Tiempo del día preferido: crepúsculo.

Pero las hadas no son los únicos habitantes mágicos del mundo acuático, también existen espíritus que los habitan y no todos son temerosos de las personas o bondadosos con ella, algunos son traicioneros. Este tipo de criatura suele conducir a los navegantes a encallar con sus navíos, perder el rumbo y en algunos casos hasta la muerte.

Pero el agua es el hogar del  universo mágico no terrenal, es el fluido de la vida, simboliza intuición y los cambios por lo que hay que respetarla y cuidarla, sea porque uno quiere proteger y ser protegido por las hadas del agua o porque quiere evitar que los otros seres se sientan perturbados por nuestra presencia e intenten jugarnos una mala pasada.

Te puede interesar

Escribe un comentario