My Haunted House: La madre de Eva (la herencia)

Haunted

(1 de 8)

La vida de Eva, a sus veintipocos, transcurría como la de cualquier otra chica de su edad: sus planes, sus amistades, su novio -con el que ya llevaba tres años-… vista desde fuera e incluso para ella misma, su vida era buena. Pero todos tenemos una espina, un sello imborrable el cual ya nos hemos acostumbrado a llevar. La marca de Eva le acompañaba desde pequeñita: su madre la abandonó y se crió sola con su padre. La vida con su padre fue buena, pero cada vez que preguntaba por su madre obtenía un silencio por respuesta.

Todo el mundo muere, más tarde o más temprano. El padre de Eva abandonó el mundo de los vivos llevándose lo poco que se pudiera saber sobre su madre. La figura materna siempre había sido una incógnita para Eva, siempre volcando la balanza hacia el lado negativo, era la mujer que la había abandonado y de la que jamás pudo saber nada. Esa era la espina de Eva. Una espina que no sangraba… sólo molestaba, algunos días más, algunos días menos… pero que siempre estaba ahí.

Una llamada de teléfono vino a traer a Eva una noticia sobre su madre: había muerto y como única hija había heredado su casa. Quizás este era el momento de poder saber algo más sobre ella.

Más información – Paranormal Witness: el exorcista (Leviatán)
Fuente – My Haunted House
Foto – BIO

Te puede interesar

Escribe un comentario