My Haunted House: “Quiere a la niña” (el cura)

My haunted house

Joel llevaba ya casi una semana fuera cuando regresó a la casa. Al entrar se encontró con una Jen completamente histérica. No dejaba de llorar y de decir que tenían que irse de esa casa. Joel intentaba calmarla diciéndole que no podían dejar la casa sólo por unas pesadillas. Jen dijo saber muy bien cuando un mal sueño sólo es un mal sueño y que lo había estado viviendo ella no eran malos sueños. Joel le ofreció dejar la carretera durante un tiempo, hasta que todo volviese a estar en calma. Jen aceptó.

A los pocos días alguien llamó a la puerta. Joe estaba cambiando unas bombillas en el salón. Abrió la puerta Jen. Eran dos curas. Uno no sabía quien era, pero al otro sí le conoció. Era el mismo cura que había ido semanas atrás a bendecir su casa. Sus ojos habían cambiado y hablaba de una forma extraña, sin parar. Joel se asomó y preguntó si necesitaban algo. Joel no sabía nada de que Jen había llamado a ese cura para que bendijese su casa. El cura seguía sin parar de hablar mientras el otro cura le tenía sujeto del brazo. Se había quedado ciego.

Cuando las preguntas de Joel se comenzaron a poner serias, el cura más joven tiró del brazo del ciego y se lo llevó. Jen se les volvió a acercar para preguntarle por lo que estaba diciendo: “Es latín. Repite una y otra vez ‘ella quiere a la niña’”. Los curas se fueron y Jen siguió ocultando a Joel lo que allí había ocurrido.

Más información – My Haunted House: “Quiere a la niña” (será un bebé precioso)

Te puede interesar

Escribe un comentario