My Haunted House: “Quiere a la niña” (un zapatito)

My Haunted House

Pero esta vez no fue así. La casa era perfecta. Espacio de sobra, en perfecto estado, con piscina. Perfecta. Procurando no dejar un rincón de la casa por estudiar, Jen dio con la última habitación. Una habitación pequeña toda pintada de azul, completamente vacía. Era la habitación ideal para el nuevo miembro de la familia que estaba por venir. Jen giró la cabeza hacia uno de los armarios. Vio que había algo en uno de los estantes. No podía ser verdad. ¿Sería una señal? Un zapatito de bebe, el zapato de una niña estaba allí para indicarle que esa debía ser la habitación de su bebé. Jen se llevó el zapato, firmó el contrato de la casa y colgó el zapatito del espejo del coche. Su zapatito de la suerte.

Jen no se podía creer la suerte que habían tenido ella y Joel con la nueva casa. Todo era simplemente perfecto. Sólo había una cosa que no le gustaba a Jen y eso era cuando Joel tenía que pasar varios días fuera de casa por su trabajo. La casa acababa siendo demasiado grande para sólo una persona. Pero todo era cuestión de acostumbrarse. Esta vez sería más de una semana la que Jen debía pasar sola en casa. Pero Joel aún no se había ido y podrían seguir disfrutando de la casa nueva juntos.

Más información – My Haunted House: “Quiere a la niña” (embarazada)

Te puede interesar

Escribe un comentario