Hechizo para atraer el amor de tu vida.

El amor, tener una pareja adecuada con la que se puedan compartir ideas,aficiones, diversión, en definitiva ese compañero/a con el que hacer este viaje que llamamos vida, ha sido  ,es y será probablemente el mayor anhelo de todo ser humano.  Cierto es por otra parte que ese deseo tan simple y para el cual estamos diseñados, cada día resulta más difícil de conseguir según parece; cada vez son más las personas que se encuentran solas, vacías y carentes de esa media naranja que es necesaria para alcanzar la compleción, cada día mayor el número de divorcios, cada día aumenta la infelicidad en este ámbito sin que apenas podamos hacer nada para remediarlo y la mayoría de las ocasiones tampoco sabemos porqué.

Este sencillo ritual y no por ello menos efectivo está creado para ayudar a cualquiera de estas personas a encontrar ese amor…El momento ideal para esta ceremonia es un viernes de luna creciente al atardecer, el día del planeta Venus.

La preparación del oficiante antes de este ritual es fundamental; hay que buscar un lugar tranquilo en el que nadie nos moleste y con el mínimo de contaminación acústica, sentarse en el suelo preferentemente para tomar contacto directo con el elemento tierra, hacer alguna técnica de relajación si es posible, si no lo es, bastará con una profunda reflexión acerca de como queremos que sea la persona con la que vamos a compartir ese amor,¿ Qué cualidades deseamos que posea?.Una vez hecho esto anotar todas esas cualidades en un papel preferentemente pergamino natural o papel de estraza y procedemos a la segunda parte del ritual.

Ingredientes:

  • 2 Rosas rojas.
  • 3 velas verdes.
  • 3 Velas rojas.
  • Esencia de almizcle.
  • Incienso de Almizcle.
  • Papel de estraza o pergamino natural.
  • Lápiz.
  • Un cuenco de barro.

Ya tenemos las cualidades de la persona que queremos atraer, colocamos en el centro de  un pequeño altar improvisado  la dos rosas rojas cruzadas. Colocas unas gotitas de la esencia de almizcle en la palma de la mano, untas las velas con las manos comenzando por la base hacia la mecha. Prendes el incienso y colocas las velas alternándolas formando un circulo alrededor de las rosas. Enciendes las velas; lees en voz alta lo que has escrito en el papel y le haces una pequeña plegaria a Venus el regente del amor para que traiga esta persona a tu vida. Quemas el papel usando una de las velas y las cenizas las pones en el cuenco de barro soplándolas después en un lugar al aire libre. Las rosas las dejas en agua hasta que se marchiten y luego las llevas al mar.

Te puede interesar

Escribe un comentario