Historia de los Celtas

74

Los Celta fueron una de las culturas más misteriosas de la historia humana y lo que sabemos en gran parte es que gracias a las descripciones de los escritores romanos, como Herodoto, quien fue el que los bautizó con el nombre de "Celtas".

Para el imperio romano como civilización antigua, veían a los celtas como bárbaros y primitivos, sin embargo para la arqueología los celtas poseían una cultura muy estructurada y compleja, que tuvo un gran impacto en las civilizaciones humanas posteriores durante siglos.

La evidencia arqueológica más antigua de los celtas tiene su origen en lo que hoy es Francia y Alemania occidental, que se remonta a la Edad del Bronce, alrededor de 1200 aC. Probablemente comenzaron a establecerse en las Islas Británicas durante la Edad de Hierro (siglo sexto antes de Cristo), mientras que entre el siglo V y el siglo I aC., su influencia se extendía desde lo que hoy es España y las costas del Mar Negro.

En el siglo cuarto los celtas invadieron las tierras de los antiguos griegos y romanos, siendo capaces de conquistar el norte de Italia, Macedonia y Tesalia, así como también arrasaron la ciudad romana de Delfos en el 279 e incluso saquearon Roma en el 390, pasando a penetrar en Asia Menor.

Sin embargo, en el siglo 2 aC, los celtas del norte de Italia, conocidos como los galos, fueron conquistados por los romanos en el siglo I aC., por Julio César quien en el siglo primero, conquistó la mayor parte de Gran Bretaña. En el mismo período, los celtas de la Europa central fueron dominados por los pueblos germánicos y en la época medieval y moderna, la tradición Celta sobrevivió en Bretaña del oeste de Francia, País de Gales, las tierras altas de Escocia e Irlanda.

Las tribus celtas estaban unidas por un lenguaje común, costumbres prácticas y la religión, así como su economía se regia por las actividades pastorales y agrícolas, pero no tenían vida urbana. Continuará.

Fuente: Ancient History

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario