Historias de Plantas magicas

52

Según las historias contadas al regresar viajeros o exploradores que se aventuraron en tierras desconocidas, las relacionadas a las plantas mágicas han perdurado en la cultura popular de las distintas culturas.

En el antiguo Egipto la magia de las plantas era todo un arte, ya que se utilizaban para la adoración de los dioses, por representar verdaderos tesoros para la vida de los antiguos. Una de las planta más veneradas fue la cebolla, ya que además de formar parte de la mayoría de los platos culinarios, los egipcios la veían como un símbolo universal, al estar formada por distintas capas de la misma forma que concebían los distintos niveles de existencia o mundos, terrestre, celeste, inframundo, etc.

En la literatura griega las plantas sirvieron como símbolos de sus dioses mitológicos o como enlaces entre los vivos y los dioses, así un bosque de robles en el noroeste de Grecia se convirtió en el oráculo de Zeus y allí se escuchaba el susurro de las hojas de roble que los sacerdotes interpretaban como la voluntad divina de Zeus.

Doce grandes dioses gobernaban el cielo, la tierra, el mar y el inframundo, de acuerdo con los antiguos griegos, todos ellos vivían en la cima del monte Olimpo al norte de Grecia y cada uno de ellos tenía una planta favorita, así por ejemplo Zeus que era el líder de los dioses se relacionaba con roble, Atenea la diosa de la sabiduría era relacionada con el olivo.

Los antiguos romanos asimilaron las costumbres griegas, pero utilizaban las plantas a modo de amuletos para la protección. En el caso de los antiguos Druidas que adoraban los árboles y cada planta de los bosque por ver en ellos a dioses, consideraba al muérdago como una de las plantas mágicas más poderosas, ya que al ser una planta que nace supuestamente de la nada y se adhiere para vivir en otras plantas, representaba un espíritu libre y mágico.

En la actualidad su magia se transforma en ciencia, ya que se ha descubiertos propiedades muy potentes anticancerígenas en el muérdago, comenzando a gestarse tratamientos específicos con esta planta y con resultados asombrosos, por lo tanto los antiguos Druidas tenían razón en adorarla.

Imagen: bp

Te puede interesar

Escribe un comentario