Historias paranormales desconocidas y aterradoras

Ghost Adventures

Quizás puedas ser más o menos aficionado al rollo paranormal, pero igualmente seguro que conoces muchas historias de esas que han ido a tu lado año tras año, historias con un gran grado de leyenda y de las que no se conoce del todo bien cuál fue su base real. Ahora tenemos en televisión un buen montón de programas que hacen por revisitar todas esas leyendas, siempre en busca de respuestas, de poder vivir en primera persona algún momento escalofriante y poder sentirse parte de la leyenda.

Pero particularmente prefiero cuando las historias paranormales surgen de la nada. Gente desconocida, con vidas normales y que sin saber por qué se encuentran viviendo una situación a la cual no pueden dar explicación. El equipo del programa ‘Ghost Adventures’ se preparaba para un encierro en una mansión de la que se contaba estaba encantada por el mismísimo George Washington. Pero antes de proceder con el encierro, Zak recibía una llamada de otro investigador que le pedía ir a visitar un bar en Smithtown (Long Island). El equipo se dividió en dos y eran Zak y Aaron los que se fueron a Long Island.

La historia del Katie’s Bar giraba en torno a unos vídeos grabados por las cámaras de seguridad en los que se podía ver cómo se movían diversos objetos de la barra, asustando a la camarera e incluso con clientes en el bar. Una camarera contó que uno de los dueños se suicidó en el bar hacía unos años, y que ahora toda esa energía negativa se había quedado impregnada en el local, consiguiendo que incluso algunos miembros del equipo dejasen sus trabajos en el bar acusando el ambiente depresivo que allí había siempre. El bar tenía un sótano en el que había otra barra y una mesa de billar. Brian, dueño del local, contó cómo una fuerza invisible tumbaba de un puñetazo en el estómago a una mole musculosa que presumía de ser “el hombre más fuerte de Long Island”. Ese hombre jamás ha vuelto por el bar.

La investigación de Zak y Aaron no fue “espectacular”. Más bien parecía un reto constante de vivos contra muertos. Los vivos no dejaban de reclamar a los muertos que se manifestasen y estos lo único que hacían eran dar señas pequeñas de que se largasen por donde habían venido, llegando a captar con la spirit-box una voz que decía “exit” (“salida”). Cuando Zak y Aaron mostraron las evidencias a Brian, este dijo que “no era la primera vez que escuchaba esa voz”. Os dejo a continuación el programa completo.

Te puede interesar

Escribe un comentario