I Ching, el texto fundamental de la predicción por milenios

I Ching mutaciones

El I Ching o Libro de las Mutaciones es un manual oracular, considerado el primer texto clásico previo al nacimiento del imperio chino hacia el año 1200 a.C. El I Ching fue originalmente un manual de adivinación en el periodo de la dinastia Zhou Oriental (1050-256 a. C.), sobreviviendo al periodo de los Reinos Combatientes (siglo V a. C.) y convirtiéndose posteriormente en un un texto cosmológico con una serie de comentarios filosóficos conocidos como los “Diez Alas” y atribuidos a Confucio.

El I Ching es fundamentalmente un manual adivinatorio, aunque también está considerado un texto moral, a la vez que, debido a su estructura y simbología, es valorado como un libro filosófico y cosmogónico. El I Ching utiliza un tipo de adivinación denominada cleromancia, que produce diferentes números aparentemente aleatorios a través de un sistema de caracteres binarios que pueden utilizarse para realizar predicciones. El I ching utiliza para su sistema cuatro números entre 6 y 9, que se convierten en un hexagrama, dispuestas en un orden denominado como la secuencia de hexagramas del rey Wen.

Los ocho trigramas (cielo, tierra, trueno, agua, monte, viento, fuego y lago) que forman el I Ching se mantienen en la base de la cultura que se desarrolló en China durante miles de años. Para los chinos, el orden mundial depende de dar el nombre correcto a las cosas. Tanto el taoísmo y el confucianismo, las dos principales corrientes filosóficas chinas, tomaron como fuente al I Ching en sus conceptos. De acuerdo al I Ching, todo lo que sucede en el cielo y en la tierra tiene su respuesta en los ocho trigramas, que están cambiando continuamente uno sobre otro.

Te puede interesar

Escribe un comentario