Iniciación a la predicción con naipes españoles (Parte 22)

Ocho de Copas: Esta baraja cuando aparece derecha en la tirada nos habla de una mujer rubia de buenos sentimientos para con el consultante, aunque es reacia a manifestarlos abiertamente. Es una mujer (madura, joven, niña…esposa, madre, hija, hermana, compañera de trabajo) en la que se puede confiar y que de alguna manera vela por el consultante. Si se trata de la pareja, el amor es compartido y lo llenará de satisfacciones, si se trata de otra relación, la misma será fructífera. De todos modos, algunos consejos para tanta devoción: no es bueno que los demás se sacrifiquen por nuestras metas, no debemos aprovecharnos del amor de los otros para lograr nuestros objetivos; los sentimientos desmedidos traen angustia y finalmente desgastan la relación; una buena manera de mantener y consolidar una relación en el tiempo, cualquiera sea su tenor, es la de mutuo respeto y no la de sacar partido aprovechando la vulnerabilidad del otro.

Si el consultante es una mujer el Ocho de Copas derecho y acompañado en la tirada de cartas por el Nueve de Copas puede predecir ganancias en los juegos de azar, suerte.

Si está acompañado del As de Bastos augura una prole numerosa y deseada.

El Ocho de Copas al lado del Siete de Oros indica que se ha pagado recientemente o está próxima a pagarse una deuda que inquietaba.

Ocho de Copas: este naipe es mucho más claro y positivo si aparece invertido ya que vaticina largos períodos de felicidad, mucha alegría y contento. Esta predicción se refuerza si el Ocho de Copas invertido aparece en la tirada de cartas acompañado de una mayoría de barajas positivas.

El mensaje más importante del Ocho de Copas es para el cartomancista.

Este naipe le comunica que tenga en cuenta el aspecto sentimental del consultante, su inclinación al auto sacrificio o a aceptar el sacrificio de los demás en pos de sus propios intereses y el mensaje más importante que el cartomancista debe transmitirle al consultante es que procure asociarse a personas afines a su personalidad desde el plano afectivo porque seguramente, su aspecto emocional contamine su labor profesional impidiéndole ver objetivamente algunos aspectos de sus socios poco convenientes para llevar adelante una tarea en común y que, por sobre todas las cosas, debemos aconsejarle al consultante que no se plantee metas muy altas ya que el aspecto afectivo le jugará en contra.

Te puede interesar

Escribe un comentario