Iniciación a la predicción con naipes españoles (Parte 29)

 

                                                          Tres de Espadas: el Tres de Espadas derecho no es una buena carta. Simboliza la perversión, la misma puede ser del propio consultante o de alguien de su entorno.

¿Qué quiere decir perversión? En este ámbito nos quiere significar que el tema o la cuestión que inquieta al consultante se ha salido de su lógica natural, el proyecto se ha viciado y el estado natural de las cosas se ha perturbado. De alguna manera el consultante sabe que su entorno se ha enrarecido pero no logra encontrar una respuesta a sus inquietudes y a los obstáculos que se le presentan a diario.

El cartomancista debe indagar para saber si la causa de estas conductas perversas proviene del consultante o de algún allegado que está viciando sus proyectos, actuando en desmedro del consultante y creando una oposición o un retraso considerable en cuestiones de negocios o de amor.

El Tres de Espadas derecho junto al Cinco de Copas es dramático porque augura que la suerte abandonará al consultante y que sus proyectos deberán ser acompañados por una cuota enorme de constancia y empeño.

Si en la misma tirada de cartas el Tres de Espadas aparece cerca del Caballo de Bastos simboliza que una alianza -afectiva, laboral o profesional- se concertará y fracasará.

Cerca del Nueve de Espadas, su simbolismo es aún peor ya que habla de una unión desastrosa y si el Tres de Espadas derecho está inmediatamente seguido por el Rey de Copas la alianza se realizará con alguien que el consultante detesta.

 

Tres de Espadas: si este naipe derecho presenta vibraciones absolutamente negativas, invertido es todavía peor.

Nos habla de una situación de extravío del consultante, de alguien que no sabe realmente donde está parado, qué hacer frente a todos los obstáculos y contratiempos que sus proyectos presentan.

Si la consulta es por un tema afectivo, esta carta nos dice que el consultante no sabe si ama a la persona con la que está relacionado. Su confusión, su desorden es tal que teme a la locura. Su falta de conducta lo está arrastrando a mentiras y ocultamientos que le producen un nerviosismo extremo.

El Tres de Espadas invertido seguido de la Sota de Oros invertida advierte sobre un problema grave con una persona muy apreciada y si está junto al As de bastos nos señala que el consultante está absolutamente superado por su situación y que es incapaz de tomar las medidas convenientes para poner orden en su vida.

Te puede interesar

Escribe un comentario