Kali

Kali es una de las principales diosas del hinduismo, se le considera una de las consortes de Shivá. Su nombre deriva del término sánscrito  “kāla”, que significa “mujer negra” u “oscuridad”. Se le considera una diosa poderosa pero a la vez representativa del mal, también se le considera una benévola Diosa Madre. Es la santa patrona de la ciudad de Calcuta (Inidia), en donde se encuentra un templo para su veneración, justo en la ciudad de Kalighat (Calcuta).

El origen de Kali

A la diosa Kali se le menciona por primera vez en el antiguo texto Rig-veda (siglo II a. C.), pero no es mencionada como una diosa, sino como una de las 7 lenguas de Agní (dios hindú del fuego). Pero se le asocia mucho con la diosa Ratri (la noche), por su representación, en lo que muchos creen sería el prototipo de Kali.

En el período Sangam (273-232 a. C.), en sus escrituras se le muestra como una diosa sanguinaria de nombre  Kottravai, asociada mucho a Kali, por la misma actitud y sangrientos actos, inspiradores al miedo, para algunos Kali sería la conjunción de Kottravai y Ratri.

Otra de las versiones del origen de Kali, se encontraría en el Matsia-purana (más antiguo de todos los textos Puranas), en donde se relata que Kali es una diosa tribal de la montaña, que habría nacido en monte Kalanya (parte norte central de la India). En esta leyenda a Kali se le habría dado un lugar en el panteón hindú, después de haber sido emanada de la frente de la diosa Durgá (diosa asesina de demonios), todo esto habrá sucedido durante una de las batallas entre las fuerzas divinas y demoníacas, es por eso que a Kali se le considera la parte poderosa de la diosa Durgá. Todo esto en texto de  Devi mahatmiam.

Te puede interesar

Escribe un comentario