La abducción de Federico Valentich

Este caso de  abducción  tiene matices distintos a las demás abducciones famosas, ya que esta fue hecha a un avión y a su tripulante en pleno vuelo. Se trata de Federico Valentich, joven australiano de tan solo 20 años de edad, quien el 21 de octubre de 1978, realizaba un vuelo en una avioneta Cessna 182, sobre el  Estrecho de Bass en Australia, él se dirigía a la isla King con la intención de buscar a unos amigos para regresar al aeropuerto de Moorabbin.

En pleno vuelo Valentich, advirtió que no estaba solo en los aires, avisó a  la torre de control que otra nave iba a mil pies sobre él, también se percató que realizaba maniobras inusuales de un avión. En lo que el joven declaró a la torre minutos antes de su desaparición textualmente: “el extraño avión  se cierne sobre mí otra vez. Es flotando y no es un avión”.

Tanto como Valentich y su avioneta desaparecieron, todos presumían que habría caído al mar, pero un informe posterior, en el que se aseguraba que esa misma noche se habían dado avistamientos de ovnis. Hecho que fue asociado inmediatamente con la desaparición de Valentich, poniéndole etiqueta de “abducción extraterrestre”.

El 25 de octubre fue encontrado el avión en el mar sin tripulante, el avión estaba en buenas condiciones y dentro de él encontraron chalecos salvavidas, que bien habría podido utilizar Valentich. Los resultados oficiales de la época no daban explicación alguna.

En el año 1982 se reabrió el caso con nuevas pistas, como los sonidos grabados desde la torre de control aquel día, sonidos metálicos inexplicables, en donde se logran oír 36  explosiones continuas. Estas grabaciones fueron estudiadas sin resultados alentadores. La familia de Valentich presume que su hijo fue abducido por un Ovni.

Te puede interesar

Escribe un comentario