La autoestopista fantasma

La autoestopista fantasma es una popular leyenda que data de muchos siglos atrás, aunque siempre se adaptado a la época en que se vive con algunos cambios, sobre todo el de vehículos, pero con coincidencias que la han hecho tan célebre que ha resistido el paso de los años.

Esta leyenda urbana tiene muchas versiones como suele pasar con este tipo de leyendas, pero revisemos las notables coincidencias. En muchas de las versiones se habla de una joven vestida de blanco, casi siempre con una larga túnica holgada, a veces se la describe como una novia (se le asocia mucho con la leyenda de la Llorona). Aunque en algunas versiones se la describe como una mujer de luto, es decir vestida de negro.

Otras de las coincidencias de esta leyenda es que siempre esta extraña mujer pide que la lleve, la mujer siempre se sube al vehículo de la víctima y siempre permanece en silencio, casis siempre se sienta en la parte trasera y al los instantes de haber subido desaparece sin dejar rastro alguno y con el vehículo en movimiento.

Esta leyenda es popular en todo el mundo, y siempre se cuenta en lugares en donde una mujer perdió la vida en un accidente en aquel camino, carretera, sendero o autopista. Existen muchos testimonios que avalan esta leyenda, algunos han llegado a  la locura por su terrorífico encuentro.

Esta leyenda tiene muchos nombres como: “el fantasma de la carretera”, “la curva de la muerte”, “la chica o fantasma de la curva”, “la mujer de blanco” y muchos singulares nombres más.  Pero una de las más famosas es sin duda la de La curva de Torreseca, en la cual relata un accidente de una pareja de recién casados que perdió la vida en aquel lugar, desde ese entonces algunos aseguran haber llevado a la mujer quien pedía que no vayan tan rápido.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   EsTher dijo

    Mui Bnaaaaaaaaa La Leyendaa

Escribe un comentario