La Cábala

La Cábala o Qabbaláh (palabra hebrea que significa “recibir”), es una de las corrientes místicas judías más importantes, esta corriente se basa principalmente en el estudio del denominado “árbol de la vida” (fotografía). Los judíos tienen como tradición, pasar de generación en generación por vía oral las Sagradas escrituras, que esto se traduce como “cábala”.

El Cábala tiene origen en el siglo XII, pero se dice que sus inicios datan de antes, desde el inicio del judaísmo propiamente dicho de la diáspora helenística (siglo I a.C.). Algunos estudiosos de la antigüedad como Wilhelm Schickard, Johannes Reuchlin, Pico della  entre otros, sostienen que la cábala es el conocimiento esotérico, que habría sido revelado por Dios a Adán, que a su vez hizo lo propio con Abraham y después  a Moisés en el monte Sinaí, justo en el momento que le fueron entregadas las tablas de las leyes de Dios.

La  cábala moderna tiene un gran precursor llamado Abraham Abulafia (cabalista español, Zaragoza 1240-1291). También debemos nombrar que una de las fuentes más importantes de la cábala es el libro Zóhar o también llamado Libro del Esplendor, de la autoría del rabino Simeón Ben Yojai; en dicho texto se explica el principio de la cábala, que empieza por la Divinidad Oculta o Infinito, donde surgió una luz que dio origen a la “nada” representada por una esfera llamada Kéter (corona). De esta “corona” emanan otras 9 esferas (10 en total), las cuales constituyen los distintos aspectos de Dios, que manifiesta la cábala.

El sistema descrito en este texto genera progresivamente miles y miles de sistemas parecidos a las diez esferas iniciales, cada una con luz propia pero más reducida, este proceso es el que constituyo el universo que hoy conocemos como tal.

Te puede interesar

Escribe un comentario