La Energía de los Números (2da.Parte)

Si queremos conocer nuestras capacidades subyacentes (o las de cualquier persona), nuestros ideales o potencialidades, buscamos el número denominado “número íntimo”. Conocer este número nos permitirá conocernos más a nosotros mismos y saber por donde encauzar nuestra energía para obtener las metas para las que estamos predispuestos naturalmente y que, muchas veces, desconocemos o nos falta la certeza de que ese y sólo ese será nuestro camino ideal. Para obtener el “número íntimo” sumamos los valores de las vocales de nuestro nombre y apellido. Ejemplo:
C a r m e n G a r c i a
1 5 1 9 1 = 1+5+1+9+1= 17 = 8

Para conocer nuestras capacidades profesionales o materiales, cuáles son nuestros talentos innatos y a qué podemos aspirar económicamente debemos conocer nuestro “número de realización”. Este número se calcula sumando los valores de las consonantes de nuestro nombre y apellido. Ejemplo:
C a r m e n G a r c i a
3 9 4 5 7 9 3 = 3+9+4+5+7+9+3= 40 =4

Otros números son también muy importantes para conocer la energía que nos acompaña, uno de ellos es el que se obtiene sumando los valores de las iniciales. El número resultante nos habla de la característica dominante de nuestra personalidad, esa característica es la más dominante y sabremos si debemos luchar contra su imposición por encima de otras características secundarias o aprovecharnos de la misma, reforzándola, para alcanzar nuestras metas. Este número se revela sumando los números de nuestras iniciales, en nuestro ejemplo:
C + G = 3+7= 10 = 1+0 = 1

El número del día de nuestro nacimiento sin reducir será nuestro “número físico”, ese número nos iluminará aun más en el análisis de la personalidad profunda, la que no aparece a simple vista, la que nos empuja subrepticiamente a cometer siempre los mismos errores o a alcanzar naturalmente determinados éxitos.

El “número de la evolución” representa todo aquello a lo que podemos aspirar o que no hemos sabido aprovechar, que se nos ha escapado de las manos. Este número es importante si tenemos hijos ya que sabremos como orientarlos hacia sus metas naturales. Se obtiene sumando el número del día de nacimiento al número del mes. Ejemplo:
14 de diciembre: 14+12= 26 = 8

Los Planos Expresivos

Los llamados Planos Expresivos revelan cual es la naturaleza dominante de nuestro carácter: cerebral, emotiva, física o intuitiva y cual es el orden de las características de nuestra personalidad que siguen en importancia.

En la numerología se distinguen cuatro categorías de letras:

A, H, J, N, P, G, L son consideradas las 7 letras cerebrales y se corresponden con el elemento Aire, la razón pura y el intelecto.
E, W, D, M son consideradas las 4 letras físicas y se corresponden con el elemento Tierra, la acción y las destrezas manuales.
O, R, I, Z, B, S, T, X son consideradas las 8 letras emotivas y se corresponden con el elemento Agua, la afectividad y la creatividad artística.
K, F, Q, U, Y, C, V son consideradas la 7 letras intuitivas y se corresponden con el elemento Fuego, la inspiración.

(Continuaremos en una próxima entrega).
La magia de los números

Te puede interesar

Un comentario

  1.   pepina dijo

    Una irformacion impecable y sin egoismo como deber ser,los felicito

Escribe un comentario