La ética del tarotista

A todos nos interesan las energías y la influencia de los astros sobre nuestras vidas, por eso las personas que se dedican a leer las cartas de Tarot deben tener suma conciencia y responsabilidad para actuar con profesionalismo y desarrollar un compromiso ético.

Es muy importante que la persona que realiza la lectura de las cartas de tarot mantenga un compromiso de discreción, confidencialidad y respeto porque podrá intervenir y conocer el alma de la persona que llega a la consulta.

Este compromiso ético implica que la persona que realiza la lectura de las cartas de tarot debe estar guiada por su corazón, debe tener vocación de servicio y entender que está cumpliendo con la misión de brindar apoyo espiritual y energético a las personas que consultan.

Una buena forma de mantener la mente y el alma en estado óptimo para leer las caratas de tarot sin afectar el juicio y los valores que deben guiarlo es estudiar, investigar y mantenerse a la vanguardia de las tendencias y conocimientos sobre Tarot y cualquiera que sea nuestra actividad, ya que el conocimiento nos permitirá estar más tranquilos con nuestra actitud y conocer las experiencias de otros para aprender y generar nuestros conocimientos.

Es muy importante que el tarotista interprete los deseos e intenciones de la persona que consulta para realizar las preguntas menos invasivas y las necesarias para no entrometerse en la privacidad de la persona y poder realizar una lectura que sirva a sus deseos.

Además debe saber que la persona que llega a la consulta no viene con la intención de que se le diga lo que tiene que hacer, sino que llega en busca de guía e introspección, lo que nos dicen las cartas del tarot debe ser trasmitido sin imposiciones.

Como el tarot conoce el futuro por la tendencia que indican su pasado y presente, la persona que lee las cartas de Tarot debe indicar que el futuro está en manos de cada uno y que no están escrito y que las cartas sólo le indicarán una tendencia si continúa o si cambia sus energías y pensamientos.

Las personas que leen tarot deben guardar el secreto de lo que ocurre en la sesión porque se habla y se conocen los pensamientos íntimos y el ser de la persona.

Te puede interesar

Escribe un comentario