La Fiura

La Fiura es una pequeña criatura que pertenece a la mitología chilota. Se dice que es de naturaleza malvada y de aspecto muy terrorífico. La Fiura tiene aspecto de una horrenda mujer con mamas muy grandes, es muy pequeña, no sobrepasa los 50 centímetros de estatura, tiene cabellos negros largos, tiene ojos penetrantes y nariz grande, sus miembros son delgados y engarfiados, los cuales puede mover para todas las direcciones. Viste usualmente de color rojo y tiene posturas y muecas muy extrañas.

Cuenta la leyenda que la Fiura es la semilla del mal de la Condená y el Trauco, con este último que además de ser su padre es su esposo, con el que tiene hijos que se le parecen a él si son hombres y a ella si son mujeres, además de conservar el mismo nombre de sus padres.

Es de naturaleza maléfica, al igual que su padre-marido, anda escabulléndose por los bosques y matorrales y gusta mucho  de los frutos de las chauras (arbusto de frutas comestibles). Se dice que suele bañarse en los ríos, para luego peinarse sus cabellos con un peine de cristal, para luego permanecer muchas horas desnuda en la orilla.

Es poseedora de una fuerza descomunal, y se dice que su aliento fétido es capaz de doblar los huesos de los animales del bosque. También tiene poderes para atraer a los hombre y a los animales que caerán rendidos a sus poderes sexuales, los hombre que caigan bajo sus hechizos no podrá verle el rostro, la víctima enamorada caerá ante sus caprichos, para que después que la Fiura haya saciado sus apetitos carnales deja a sus víctimas al borde de la locura. También se la culpa de el rapto de niños pequeños, los cuales se los lleva para corromperlo y convertirlos en criaturas malvadas.

Te puede interesar

Escribe un comentario