La leyenda de Amovindo en Argentina

amovindo

En Argentina, ese país de grandes extensiones que se encuentra en el extremo de América del Sur, hay múltiples leyendas de criaturas y monstruos que solían vivir en épocas remotas. Hoy hablaremos puntualmente de la leyenda de Jianiqui o Amovindo, un personaje de las costas del río Salado en la provincia de Santiago del Estero.

Se dice que vivió alrededor del año 1785 y era un estanciero muy adinerado, repleto de campos y con bodegas donde guardaba sus tesoros escondidos en cofres y ataúdes. Amovindo solía enterrar sus bienes más preciados y la leyenda dice que era visitado regularmente por una criatura extraña proveniente de la espesura de la selva que cambiaba de forma en cada ocasión que aparecía.

A veces, el estanciero era visto con un toro blanco de crises brillosas y astas doradas, otras se paseaba por los campos con un hombre.

Cuando muere Amovindo, los lugareños de Bandera Vieja dicen que un toro gigantesco apareció en la casa, reunió al resto de los animales de la selva y se llevo el cuerpo a lo más profundo de la selva.

Aún hoy los ciudadanos que mantienen las viejas tradiciones de Santiago del Estero recuerdan a Amovindo como un hombre que supo establecer una relación muy estrecha con los animales de las profundidades de la selva.

Más información – Nahuelito, el Nessie argentino
Fuente – Misteriosyleyendas

Te puede interesar

Escribe un comentario