La leyenda de Arturo

52

Una de las historias más legendarias es la del rey Arturo y sus nobles caballeros de la mesa redonda, acompañado por su asesor y maestro el enigmático mago Merlín y Ginebra su amor, todos personajes que invocan a la fantasía que habita en todos nosotros, sobre los caballeros de brillante armadura, el amor, el honor y la batalla.

Camelot fue el castillo más famoso de la literatura medieval y donde Arturo creó el noble tribunal de caballeros que conformaron la famosa mesa redonda. El ciclo literario artúrico representa la parte más conocida de esta materia en Bretaña, cuyo origen se logró en gran parte a dos historias entrelazadas que muchos autores posteriores combinaron.

Una de las historias se refiere a Camelot, como una utopía condenada de la virtud caballeresca, donde se desarrolla una historia de traición amorosa por parte de Sir Lancelot y Ginebra, hacia Arturo y la otra se refiere las misiones de los caballeros en Tierra Santa para rescatar el Santo Grial, donde intervienen los personajes de Galahad y Percival, siendo esta última la más exitosa.

La historia medieval de Arturo y sus caballeros se basa en temas cristianos que implican la destrucción de la virtud moral por los fracasos emocionales de sus personajes y la búsqueda de una reliquia cristiana muy importante.

A pesar de ser una leyenda, a través de todas la épocas se buscaron indicios de la existencia real de Arturo y de Camelot, ya que la propia historia nos ha demostrado, que sus raíces mitológicas de una forma u otra en algún momento tuvieron un sustento real, por lo cual Arturo y sus caballeros, reales o no, mantienen viva la eterna enseñanza del bien contra el mal, como valores que deben seguir manteniéndose vivos en la humanidad, así como la leyenda del Rey Arturo.

Imagen: sq

Te puede interesar

Escribe un comentario