La Leyenda de la Cegua

La leyenda de la Cegua o también conocida como la “Tzegua”, es una de las leyendas más populares de gran parte de Centroamérica. Este ser se describe como una mujer poseedora de una larga cabellera hecha de pelos de caballo y un rostro blanco cadavérico y que se ve claramente en estado de putrefacción.

Nos cuenta la leyenda de la Cegua, que  se trata de una mujer monstruosa que se le presenta a hombres infieles y mujeriegos, que suelen viajar solos por las oscuras noches. Ella se suele presentar como una mujer muy hermosa, hecho que atrae a hombres de este tipo, ella convence a su víctima de turno subirse a su caballo, momentos después la mujer sufre una terrible transformación y lo que era un rostro bello se convierte en una cabeza de caballo con carne podrida.

Se dice que la Cegua, no es más que una bruja, la cual busca venganza a los “malos hombres”, se dice que ella es víctima de un pacto que hizo con el Diablo. Ella se convierte en las noches al entrar en los maizales, es por eso que se dice que sus cabellos se asemejan a los cabellos de una mazorca y sus dientes parecen dientes de maíz podrido. También su transformación incluye sus piernas, las que crecen y se transforman como las de un caballo, así mismo pasa sucede con sus brazos, que también se alargan y toman muchas fuerzas, con los que suele huír de sus posibles agresores.

Se dice que los Cegua no mata a sus víctimas, solo las muerde en la mejilla, marcándolas como infieles, luego estos suelen enloquecer repitiendo “¡la vía, la vi!”. Se dice que para protegerse de la Cegua, es llevar consigo semillas de mostaza, las que se deben colocar en el sombrero y apenas que ella aparezca lanzarle las semillas, esta tratará vanamente de recogerlas hasta que vomite su alma.

Te puede interesar

Escribe un comentario