La Leyenda de la Huenchur

La leyenda de la Huenchur pertenece a las bastas leyendas de la mitología chilota, este increíble personaje tiene la facultad de controlar el clima. La Huenchur se la describe con una mujer con apariencia de anciana que lleva el traje de una machi (bruja chilota), siempre se la ve en una embarcación bongo (embarcación hecha de un tronco en forma de valsa), otra de las constantes es que siempre se la ve observando el mar.

Cuenta la leyenda que la  Huenchur era una famosa machi, la cual un día salió a buscar plantas medicinales y encontró en el bosque un leñador mal herido y moribundo, la  Huenchur no lo dudó y lo llevó a su ruca (vivienda tradicional de los mapuches) que se encontraba en las inmediaciones del lago Cucao y el lago Huelde.

Con las habilidades propias de una machi, Huenchur curó a aquel leñador, él se recuperó poco a poco y nació el amor entre ellos, poco después se casaron y fruto de esta relación nació una hija a la cual llamaron Huenchula.

Huenchula creció y se convirtió en una bella joven admirada por todos. Ella ayudaba a su madre Huenchur en los quehaceres hogareños. Un día que ella se dirigía al lago a buscar agua al lago, se le apareció una criatura mitad lobo marino y mitad hombre, ella muy impresionada le contó lo ocurrido a su madre, pero esta no le creyó. Hasta que un día Huenchur no regresó del lago.

Huenchur ante la desaparición de su hija hizo rituales y la buscó pero nunca tuvo éxito. Un año después Huenchula volvió, y les relató a sus padres que se había casado con un rey y que había tenido una hija, y que volvía con regalos de él como era la costumbre, cuando Huenchur y su esposo quisieron ver a su nueva nieta, Huenchula se los negó diciendo que ella permanecía ajena a las miradas de los demás. Un día Huenchula dejó su hija muy bien envuelta y le pidió a su madre que la cuidara por unos momentos, pero Huenchur desobedeció a su hija y destapó  a su nieta, en ese momento la niña se volvió agua.

Huenchula al volver y darse cuenta de lo ocurrido, toma la lapa en donde había estado su hija y regresó donde su esposo, el poderoso Millalobo, rey de los mares.  Él volvió a transformar el agua en su hija. Huenchur fue dotada por su yerno el poder de manejar las mareas y controlar el viento de los mares.

Te puede interesar

Escribe un comentario