La leyenda de Sawney Beane

La leyenda de Sawney Beane nace por el personaje quien la protagoniza, Sawney Beane era el jefe de un clan de 48 personas, llamado el “clan caníbal” que vivió allá por el siglo XVI, quienes fueron culpados por el asesinato y canibalismo de más de mil personas, aunque este tenebroso clan y su líder si existieron pero se tejieron muchas leyendas en su entorno y de sus terribles actos.

Cuenta la leyenda que ocurría el reinado del rey Jacobo VI de Escocia, existía un célebre personaje llamado Sawney Beane que era natural del condado de East Lothian (Escocia), ciudad que se situaba a tan solo 3 km de Edimburgo. Beane decidió irse por el camino del mal y se convirtió en el líder de un oscuro clan al cual escondía en su guarida, clan que era producto del incesto, y era conformado por un total de 48 personas, 21 mujeres y 37 hombres.

Se volvieron famosos ya que el clan de los Beane cometía actos de vandalismo, robaban a los viajeros, asesinarlos y luego cometer actos de canibalismo y vampirismo. Hasta que un día una pareja de viajeros fue asaltada por dicho clan, después de cometieran todo tipo de actos horribles con la mujer delante de su esposo, este logra escapar y denuncia estos actos a las autoridades de la época, además de delatar el lugar secreto de su guarida.

Las autoridades encuentran la escondida guarida, y ahí encuentran cuerpos y huesos de sus anteriores víctimas. El clan fue apresado por completo y fue llevado a Edimburgo en donde fueron ejecutados inmediatamente y al hacerlo ningún miembro del clan mostró arrepentimiento alguno.  Algunos historiadores aseguran la veracidad de este clan y de sus horrendos actos inclusive de su juicio. Hoy es esta leyenda es una atractivo turístico de Escocia.

Te puede interesar

Escribe un comentario