La leyenda del Alicanto

El Alicanto es un ave mitológica que se desprende de la mitología de la mitología chilena, especialmente del desierto de Atacama. Esta hermosa criatura  es descrita como ave de mediano tamaño de color dorado metalizado, con un largo cuello muy parecido al de un cisne, de pico encorvado y largo y garras muy grandes. Se dice que en las noches sus bellas alas doradas brillan en la oscuridad y de que sus ojos se ven luces increíbles en forma de destellos, cuando se la logra ver volar es un espectáculo increíble y hermoso a la vez que deja un rastro de luz en el cielo.

Cuenta la leyenda del Alicanto,  que esta misteriosa bella ave trae mucha suerte a los mineros, se dice que habita en las cuevas altas en las montañas cerca a las minas, y que se alimenta de oro y plata, por lo cual solo se dice que se las ve cuando están sin comer, ya que una vez que han comido los minerales, se regresan a sus nidos en donde ponen huevos de oro y de plata.

Los mineros que logran verla, la utilizan como guía, ya que al seguirla encuentran las vetas de oro y plata, pero deben seguirla muy sigilosamente, ya que el Alicanto es muy celoso con estos minerales que son su alimento. También se dice que es muy complicado seguirla, se debe hacer con mucha cautela y se tiene que esperar que el Alicanto como y se vaya, para poder acceder a los minerales, ya que si esta ave se percata de que la siguen huirá y se esconderá para que nadie la encuentre.

Es por eso que los mineros que la ven en pleno vuelo, están seguros que están cerca de un importante yacimiento de oro y plata.

Te puede interesar

Escribe un comentario