La leyenda del Cadejo (Parte 2)

Continuemos descubriendo más leyendas sobre este popular personaje  que parece que cobrar vida en las noches de algunas poblaciones que aún siguen esta antigua creencia.

El Cadejo en El Salvador

En este país el Cadejo es muy popular y también se le conoce como el “Perro del Diablo”, y así como en otros lugares se cree en dos cadejos uno banco y otro negro, del Dios y Diablo respectivamente. El cadejo negro es asociado al mal, tiene los ojos rojos fuego y es un espectro que lleva cadenas, se dice que puede cambiar de forma y tamaño, suele atacar en los caminos desolados por la noche a los hombres que regresan de fiestas, ferias, juegos de azar o cantinas.  El cadejo blanco es todo lo contrario al negro, este tiene la misión de proteger a los que van por esos caminos, suele acompañar a una distancia prudente pero siempre cerca. Si ambos cadejos se encuentran empiezan en una lucha encarnizada, por invocación de poder santo, el cadejo  blanco suele ganar esta batalla, si es así la víctima vive para relatar esta fantástica.

El Cadejo de Nicaragua

Esta leyenda es conocida en todo el territorio nicaragüense, también se habla del dos cadejos uno blanco y uno negro. Pero la aparición depende uno del otro, es decir si aparece el cadejo negro se aparecerá el blanco para defender, también se dice que el cadejo negro suele aparecerse solo a personas malas, a as cuales mata sin compasión. El cadejo blanco es un espíritu protector, suele servir de guardián a hombres que sale por las noches a tomar licor, ver mujeres e ir de fiesta, este protege a cualquiera que intente hacerle daño de regreso a caso. El cadejo negro también sale de noche y lleva un collar blanco y ataca mortalmente a los caminantes nocturnos, se dice que este cadejo no muerde a sus víctimas solo los golpea y quedan mal heridos hasta encontrar la muerte. Los dos cadejo suelen protagonizar sangrientas peleas, las que se dice son la representación de la lucha del bien y el mal.

Te puede interesar

Escribe un comentario