La leyenda del Lago Espejo y Dana

leyendas-celtas

Cuenta la leyenda que existe una laguna en uno de los montes de Britonia, al norte del territorio de Galicia, donde la diosa del Fuego y del Sol, llamada Dana por los celtas, fue convocada por los hechiceros druidas que deseaban salvar sus cosechas. La diosa convirtió el agua de la laguna en un espejo y atrajo el calor de su Fuego a través de su Espada y de esa forma las espigas de trigo se doblaron hacia el espejo mágico multiplicándose sin parar.

Desde entonces, se dice que si utilizas un espejo y reflejas en él lo que deseas multiplicar, utilizando los colores naranja y amarillo que son los favoritos de Dana., lo obtendrás. Puedes rodear el espejo con una tela de su color y a su alrededor pon sal, piedras y flores.

Si prendes una vela los días domingo, el día de la Diosa del Sol, pronuncia el hechizo de invocación para atraerla:
Dana Diosa Roja
Dana, llama y panal
Dana, sol y rama en flor

Deja que la vela se consuma y guárdala en un lugar seguro, junto al espejo y un puñado de monedas. Este hechizo hará que la diosa utilice sus poderes para ayudarte en tus empresas y así mejorar tu rendimiento.

Te puede interesar

Escribe un comentario