La leyenda del videojuego Polybius

En el año 1981 se dice que existió un videojuego de arcade llamado Polybius,   que se convirtió en una leyenda urbana. Se decía que quien lo jugaba sufría cuadros de depresión, tendencia al suicidio y tenía horribles pesadillas. También se dice que estuvo en el mercado muy poco tiempo y luego se desapareció sin dejar rastro alguno.

Según cuenta la leyenda todo empezó en los suburbios de Portland (aunque también se dice que se vio en partes de Oklahoma y al norte de California), en donde apareció un videojuego de nombre Polybius,  que era fabricado por la empresa Sinneslöschen (nombre que significa en el idioma alemán “pérdida de los sentidos”), este videojuego era programado por Ed Rottberg. Se especuló que esta empresa era de un proyecto secreto del gobierno estadounidense y que se trataba de un nombre  clave de ATARI (consola de videojuegos muy popular en los años 80).

En el juego Polybius,   el jugador piloteaba una nave a unos enemigos que aparecían paulatinamente, y su vez se iba formando un puzle, se dice que la nave no se movía con el mando, sino la pantalla era la que rotaba alrededor de la nave. Este juego se dice que era revolucionario para aquel entonces, los gráficos eran muy logrados, tenía efectos de sonido y lumínicos que no tenía ningún otro juego de esa época. Hechos que llamaba mucho la atención en los jugadores acostumbrados a juegos más obsoletos.

No pasó mucho para que el juego se volviera popular, pero también se hicieron famosos sus efectos colaterales, que iban desde mareos, convulsiones, vómitos, pérdida de la memoria, alucinaciones auditivas y pesadillas terroríficas entre otros males. También se dice que salían mensajes subliminales que decían frases como: Confórmate, mátate, sin imaginación etc.

Este videojuego se borró por completo y a pesar que causaba dependencia nadie recuerda haberlo jugado, hecho que acrecentó esta leyenda urbana.

Te puede interesar

Escribe un comentario