La Llave Menor de Salomón

La Llave Menor de Salomón o también conocido como La Clavícula de Salomón o simplemente La Llave de Salomón. Es un libro mágico o grimorio anónimo que data del siglo XVI o del siglo XVI. Este texto es uno de los más populares libros de demonología (estudio de los demonios).

Su origen como mucho de estos textos es un misterio o al menos están sumergidos en la polémica, La Llave Menor de Salomón no es la excepción, como ya dijimos este texto es uno de los más relevantes en la demología moderna y occidental, con una similitud al Malleus maleficarum (del año 1486 traducido “Martillo de brujas”). Se dice que la inspiración para este texto fue nada menos que la Cábala judía y el Misticismo musulmán que datan de por lo menos un siglo antes.

Este libro se proclama haber sido escrito por nada menos que el Rey Salomón, aunque esto es incorrecto , ya que existen desfases de tiempos  y personajes que aparecen en el libro que el  Rey Salomón no podría haber conocido, por ser más antiguo.

En el contenido de La Llave Menor de Salomón encontramos descripciones detalladas de espíritus, así como los conjuros necesarios para invocarlos por el “invocador”, hoy llamado exorcista. En este libro también hallamos una serie de conjuros, rituales, círculos protectores e indicaciones detalladas de todo lo que se debe hacer en dichos rituales.  Hoy se pueden encontrar ediciones modernas inclusive en internet, pero en ellas se obvian detalles importantes de dichos rituales.

La versión moderna de este libro es traducida en el año 1904 por Samuel Mathers y Aleister Crowley. En la cual se encuentra conjuros para invocar a 72 demonios distintos, también es conocido como Goetia, la llave menor del Rey Salomón (Clavicula Salomonis Regis).

Te puede interesar

Un comentario

  1.   cesar dijo

    me parece un excelente libro, lleno de mucha sabiduria que a lo largo de la historia se oculto por una entidad, egoista y con fines muy particulares, ojala que todos los avances cientificos que hasta la fecha van descubriendose, pronto nos lleven a conocer la verdadera luz

Escribe un comentario