La magia y el misterio de curarnos por medio de las flores

Enfermamos no solo por problemas de tipo ambiental, físicos sino que también la enfermedad tiene un origen más profundo y surge inicialmente en nuestro campo energético. Es así que esta  comienza a presentarse cuando nuestra parte emocional se ve afectada,  por pensamientos, actitudes y manifestaciones negativas que van perforando y soterrando nuestro interior primero,  para luego manifestarse en nuestro cuerpo físico, que es el que recibe manifiestamente y expresa,  lo que llamamos enfermedad.

En un  artículo anterior acerca de, Puede nuestras emociones enfermarnos? Hacia énfasis que nuestras emociones negativas afectaban nuestro organismo y nos producían alteraciones orgánicas que desembocaban en enfermedades.

En cualquier momento que se presente la enfermedad ya sea pasajera o en el peor de los casos sea crónica, debemos recurrir inmediatamente al remedio para restablecer el equilibrio emocional en forma inmediata.

Hace aproximadamente unas cinco décadas fue descubierta por un médico investigador llamado Edward Bach, una terapia con esencias florales, este tratamiento es uno de los fenómenos más interesantes de la medicina alternativas. Este científico descubrió que las esencia de las flores podían eliminar las causas de la enfermedades no asi las medicinas químicas que aun cuando mejoraban la enfermedad no podían erradicarla del paciente.

Lo más importante del tratamiento con esencias florales es la regularización de los problemas psíquicos y la conclusión de los conflictos internos, así como la mejoría de el dolor físico por causas psicológicas.

 La curación por esencias  florales, se emplea  para aliviar desequilibrios emocionales, como el miedo,  la angustia, el dolor emocional, la ira, timidez, desesperanza, pánico entre otros, influyendo y previniendo enfermedades físicas y psicológicas, las cuales desembocan en enfermedades.

Sin embargo en sus investigaciones con las esencias florales el Dr. Edward Bach, se dio cuenta que la terapia con ellas no se pueden curar enfermedades mentales ni los padecimientos graves, que han sido provocados por desórdenes funcionales y no puede sostener otros métodos de tratamientos.

Te puede interesar

Escribe un comentario