La manzana en la mitología nórdica

iddun

Las manzanas de Iddun de la mitología nórdica han sido equiparadas en más de una ocasión con la idea de la fertilidad. Muchas de las historias que se preservan con Iddun como protagonista incluyen las manzanas como eje central. Eruditos de las antiguas religiosas suelen relacionar las manzanas con antiguos ritos germánicos para invocar la fertilidad.

En el sitio del entierro del barco de Oseberg en Noruega, se encontraron canastas de manzanas. También se encontraron frutas, nueces y otros frutos secos, haciendo alusión a la transformación que sufrió Iddun a manos de Loki.

Los Vanir y las manzanas

Las manzanas de Iddun también han sido relacionadas en más de una ocasión con los Vanir, una tribu de dioses nórdicos asociados especialmente a la fertilidad. Las manzanas de oro de Skirnir se utilizaron para cortejar a Geror, por órdenes del dios mayor de los Vanir, Frey.

Otra alusión a las manzanas y la fertilidad cuenta que la diosa mayor Frigg le envío al rey Rerir una manzana, luego de que este le rezará a Odín por un hijo. De esta forma, las manzanas estarían íntimamente ligadas al regalo de la fertilidad que los dioses le permiten a los humanos para reproducirse y seguir poblando el mundo.

Te puede interesar

Escribe un comentario