La personalidad “Tauro”

88

Tauro es un signo de tierra gobernado por Venus y se ubica como el segundo signo del zodiaco, destacando como una de las personalidades mas arraigadas a la tierra por su estabilidad emocional, conservadora y casera, por lo cual es una persona con la que siempre se puede contar, como amigo o pareja los taurinos son fieles.

La personalidad Tauro es una de las más fácilmente reconocibles del zodíaco, porque son personas estables y fiables, que rara vez se muestran agotados o molestos, como un toro su personalidad casi nunca perderá curso y se mantendrá centrada sin importar el caos que pueda rodearlo.

Tauro conoce su propia fuerza por lo cual maneja las situaciones con dignidad y auto-control, sin embargo si alguien desea empujarlos demasiado lejos, pueden convertirse en un toro furioso y si esto sucede es muy difícil calmar a un taurino amenazado.

Tauro es terco o el más testarudo de todos los signos del zodiaco, ya que una vez que se forma una opinión, es inamovible y nada va a hacerlo cambiar. A los taurinos les gusta la buena vida pero tiende a ser cuidadoso con el dinero, poco a poco van gestando su riqueza a medida que avanzan en la vida, saben administrarse y por regla general no atraviesan por desfasajes económicos.

Para los padres con un niño Tauro, deben tener siempre presente una cosa y es que nunca serán capaces de dirigir a este niño en una dirección en la que el no quiere ir. Se trata de un niño robusto con un buen apetito y a veces demasiado bueno, por lo cual los padres de este tipo de niño deben cuidarlo de los excesos alimentarios, así como durante su adolescencia son muy propensos a volar en rabias, por lo cual tienen que ser manejados con la lógica tranquilidad y no con la fuerza, de lo contrario no lo podrán controlar.

Entre los personajes famosos e históricos nacidos bajo el signo de Tauro se encuentran: Ulysses Grant (27 de abril), Harry Truman (8 de mayo), George Clooney (6 de mayo) y Audrey Hepburn (4 de mayo).

Imagen: unews

Te puede interesar

Escribe un comentario