La Soucouyant

La Soucouyant es una criatura mítica del Caribe, muy popular en Trinidad y Tobago y Guadalupe, es también conocida con los nombres de Soucoyah, Sukuya, Old Hag o Loogaroo. Se podría decir que es el equivalente vampira, con algunos matices de brujería y santería.

Cuenta la leyenda que la Soucouyant es una mujer que se describe casi siempre como una decrépita anciana que vive en alguna aldea del Caribe, casi siempre con fama de bruja y hechicera. Dice que todas las noches esta anciana se transforma en una mujer joven dotada de alas, guarda su piel arrugada en un mortero y sale volando como una bola de fuego a buscar alguna víctima, antes de que llegue el día la Soucouyant regresa y se vuelve a poner su piel arrugada para convertirse en anciana nuevamente, si no logra llegar antes de que aclarezca ella no podrá tomar su verdadera forma y se quedaría convertida para siempre en esta criatura vampira.

La Soucouyant tiene la facultad de transformarse en una veloz y versátil bola de fuego, lo que le permite entrar por el ojo de la cerradura o por cualquier pequeña grieta a casa de sus víctimas, a las cuales les extrae la sangre hasta la muerte o dejándolas vivas para que posteriormente se transformen en otro Soucouyant, dejando la piel para utilizarla en sus fines de transformación.

Para contrarrestar las fuerzas malignas de los Soucouyant, se deben colocar granos de cereral frente a la casa, estos granos la detendrán y algunas veces matar. Para destruirla es preciso descubrir su casa, entrar en la noche cuando no esté, y quemar la piel que guarda en un mortero. Se dice que estos seres son logrados en ritos oscuros de Vudú y brujería de magia negra.

Te puede interesar

Escribe un comentario