Las 7 energías humanas, Parte II

 

Sabemos entonces, que la energía de nuestro cuerpo se puede desbalancear y es necesario saber cómo volverla a su estado normal y no perjudicar nuestra vida.

De los 7 tipos de energía humana, quedan por conocer la energía Mental – Psíquica, la Vital y la Sexual.

La energía Mental – Psíquica, es un tipo de energía ilimitada de nuestro cuerpo, además son las que pueden influir más que las otras sobre la energía de los otros y nuestro organismo. Tienen relación con el funcionamiento del cerebro. Para mantenerla en balance o volverla a su estado hay que meditar, sea con mantras, rituales, oraciones religiosas o pensamientos positivos.

La energía Vital, es la que enmarca a todas las otras energías y su funcionamiento y balance es muy similar al de las energías Telúrico – Cósmicas. Pero en especial para esta energía tendremos que mantener el cuerpo limpio y sano. Los baños tibios o relajantes son lo mejor para equilibrar este tipo de energía. Si nos sentimos muy desbalanceados o nerviosos ayuda agregar al agua del baño sales minerales y aromas agradables.

Por último, la energía Sexual, es una de las más potentes del ser humano y se relaciona directamente con el chackra. Cuando la energía sexual se despierta la persona es capaz de lograr muchas cosas, ya que puede influir en la energía de otros y lograr buenos o malos objetivos. Lo mejor para que esta energía se mantenga sana y equilibrada es que las otras lo estén también. Lo mejor es llevar una vida sana, tanto en el aspecto físico como en el espiritual. Hay que tener en cuenta que esta energía también está ligada al contacto con el otro y a recibir del ser con el que la compartimos su energía por lo que el estar seguro y sentir placer con lo que hacemos es necesario para no desbalancear la energía sexual.

Hemos visto una breve reseña de cómo influyen en nosotros las energías de nuestro cuerpo, cómo hacer para mantenerlas sanas y balanceadas y qué hacer en caso de necesitar curarlas. Pero así como no hay una persona igual a otra, las energías no responden siempre a las mismas técnicas por lo que cada uno debe, eso sí es para todos, meditar sobre sí mismos y escuchar los mensajes del cuerpo y el alma.

Te puede interesar

Escribe un comentario