Las células cerebrales y nuestro buen o mal humor

Les quiero contar que ciertos químicos que están en las células del cerebro, son los responsables de nuestro buen o mal humor, son los neurotransmisores. Parece ser, que nosotros no somos autónomos ni libres en decidir si estamos felices o tristes. Este hallazgo se llevo a cabo en 1977 cuando científicos se dieron cuenta que existen químicos esenciales, que llevan mensajes a las células y éstas pueden comunicarse entre sí.

Durante el día las células cerebrales reciben y envían un sin número de mensajes. Los mensajes felices o positivos son enviados por los mensajeros alegres que son tres la serotonina, noradrenalina, y la dopamina. Estos tres mensajeros deben trabajar adecuadamente para que nosotros permanezcamos bien de lo contrario estaremos en desequilibrio emocional.

Que produce esta inestabilidad entre los mensajeros felices. ? El estrés, es la causa del trastorno con los mensajes felices que van a nuestras células cerebrales. Cuando nuestra vida es tranquila sin angustias y temores, los mensajeros pueden cumplir su cuota. Cuando tenemos una vida intranquila acelerada, angustiosa, con miedos, los mensajeros fallan en los mensajes felices y por el contrario lo que es enviado son mensajes tristes y esto causa que todo nuestro sistema cerebral se angustie y comiencen trastornos en nuestro organismo, tales como el insomnio, dolores de cabeza, dolores musculares, depresión, e incluso ataques de pánico.

Hemos heredado suficiente tolerancia al estrés para manejar nuestras dificultades, a pesar de decepciones, contratiempos o problemas que se nos presente en nuestra vida diaria , podemos sortearlos, incluso hasta pueden ser retos que nos impulsen a trabajar mejor o aprender de nuestro fracaso. El problema surgen cuando sobrepasamos el estrés cuando se acumula en nuestro cerebro los mensajes tristes o negativos.

Te puede interesar

Escribe un comentario