Las hadas del aire

El aire es el elemento de la inteligencia. Representa la primavera y el alba. Las hadas de aire son las más conocidas en este reino mágico. Viven en bosques, arroyos, cuevas e incluso en los troncos de un viejo árbol. Se dice que nunca envejecen, ni mueren, solo desaparecen.

Las hadas de aire son extremadamente hermosas y tienen un gran parecido con las doncellas de la raza humana. También existen diferentes especies de estas hadas, a continuación te daremos sus características diferentes y una lista de las que tienen en común:  

Fylgiar: Estas hadas son consideradas una especie de espíritu etéreo, solo se dejan ver  por la persona a la cual protegen y a quien adoptan como parte de su familia. Cuenta una leyenda que a  pesar de sus buenos actos y la protección que les brindan esas personas, poseen una característica preocupante que aparece en el momento de su revelación, le revelan a su protegido… como ultimo don… el tipo de muerte que tendrá. Si se revelan maltratadas o  heridas, la muerte de su protegido será dolorosa o trágica, en cambio si la revelación las muestra bellas, sanas y radiantes, la muerte del que le espera a esa persona será tranquila y sin dolor.         

Silfos: Las hadas silfos son seres totalmente ingrávidos, están formados por aire y luz. Son espíritus que viven en los vientos, brisas, ráfagas y remolinos. Adoptan formas muy extrañas y distintas, están presentes siempre hasta en los días que no se ve moverse al aire. Son amigables, pero muy cambiantes. Ellas son las encargadas de controlar los vientos.     

Características comunes entre las hadas de aire:

  •  Color: amarillo.
  • Tipo de energía: proyectiva.
  • Metales: estaño y cobre.
  • Estación del año preferida: primavera.
  • Tiempo preferido del día: alba.

Las hadas de aire suelen ser las protagonistas de innumerables leyendas y fábulas. Acostumbran  a salir de noche e intervienen en el crecimiento y desarrollo de las flores. Suelen representarlas con ropas sutiles como gasas o muselinas. Se puede percibir su presencia por el aroma a flores que dejan a su paso, especialmente a rosas que son sus preferidas.

Te puede interesar

Escribe un comentario