Las momias vivientes de Japón

sokushinbutsu 1 (570x375)

Algunos templos budistas de Japón practican un extraño ritual que consiste en crear momias vivientes con sus monjes, se trata de las sokushinbutsu. Estos cuerpos momificados pertencen a monjes acetas que, según los monjes budistas, se momificaron voluntariamente en busca del Nirvana.

El proceso para convertirse en momias vivientes tiene 3 pasos, agotadores y extensos. El primero consiste en comer, durante 1000 días, una dieta especial de semillas y nueces, además de un entrenamiento físico riguroso para eliminar las grasas del cuerpo.

Luego, por otros 1000 días, deben comer corteza y raíces en cantidades cada vez menores. Cerca del final de esta segunda etapa, solo pueden beber una infusión de té hecha con savia del árbol urushi. Esta sustancia es venenosa y servía para crear un ambiente libre de gérmenes en el cuerpo del hombre, preservando la carne en el hueso.

sokushinbutsu 2 (570x375)

El último paso consiste en el retiro a una cámara de hacinamiento subterránea. El aire se recibe a través de tubo diminuto de bambú, y allí el monje medita hasta morir. 1000 días después de su muerte, se saca el cuerpo, se limpia, y si el estado de conservación es adecuado, se considera un monje viviente.

Más información – La maldición de la momia del Titanic

Fuente – Tofugu

Te puede interesar

Escribe un comentario