Las piedras que se mueven solas

En el Parque Nacional llamado el Valle de la Muerte en California EEUU, se encuentra registrado un fenómeno que aparentemente es insólito ya que  en el terreno de este lugar aparecen reflejado piedras que se han desplazado de su sitio a otro lugar,   sin que nada ni nadie  las haya movido o alejado de sus lugar de origen.

Este acontecimiento surgido sobre el lecho de tierra árida, se producen por  rocas que hoy estaban en un espacio determinado y al otro día aparecían en otro diferente,  incluso piedras muy pesadas se habían  apartado  del área inicial dejando en el terreno la huella de su rastro.

Esta zona desértica, misteriosa y silenciosa  está ocupada  por piedras que parecen estatuas vigilantes,  con pesos superiores a los 110 kilos, las cuales se desplazan en líneas rectas sobre la superficie de un  valle ultra-plano.

Las personas que han fotografiado el lugar no dejan de asombrarse ante este suceso que aparentemente es insólito pero que parece ser que  algunos científicos han expresado la hipótesis que este fenómeno se debe a un conjunto de condiciones climáticas.

Los científicos consideran que las piedras pueden moverse libremente,  que su movimiento no es producto de terremotos  o de la gravedad, pero que si podría ser producido por la combinación de vientos superiores a 145 kms por hora, unido al  hielo y a las capas de arcilla húmeda  que se presentan en la zona. Todos  estos elementos  serían la conexión perfecta para que se produzca el desplazamiento de las rocas de un lugar a otro.

Sin embargo no todo está dicho al respecto,  ya que algunos consideran que en el desierto existen una gran variedad de microclimas que pueden influir también  en la circulación de estas rocas

Te puede interesar

Escribe un comentario